Almería 2-3 Villarreal: final agridulce

Esta Liga ha comenzado para ambos equipos tal y como terminó la anterior, enfrentándose entre sí, y pese a no darse el mismo marcador, sí se ha llevado los puntos el mismo conjunto.

(Fuente: udalmeriasad.com)
Tanto andaluces como valencianos llegaban de nuevo a la máxima categoría del fútbol español. El Almería con el presupuesto más bajo de toda la Liga pero con buenos refuerzos con los que puede luchar fácilmente por la permanencia. El Villarrealcon un plantel de gran calidad con el que este año se prevé que estará de mitad de tabla hacia arriba. Ofensivamentees un equipo muy fuerte.

Diez primeros minutos del Villarreal

El partido comenzó con un Villarreal mordedor, sus líneas estaban muy adelantadas sin dejar tocar con claridad al equipo almeriense. En estos primeros minutos los de Francisco fueron jugando al patadón, sin ningún criterio, el objetivo parecía que era evadir la presión rival. Estos momentos fueron de una clara posesión amarilla y sin un ataque claro de los rojiblancos.
El “submarino” tenía un monopolio total del juego. El Almería no conseguía dar más de tres pases seguidos, la conexión entre el medio campo (Verza-Tébar) y la delantera no llegaba. Algún cabeceo peinado logró Soriano tras varios despejes de la defensa pero sin ningún éxito.

La máquina comenzaba a carburar

Después de estos diez primeros minutos aciagos del conjunto almeriense la presión del Villarreal fue disminuyendo y pudieron hacer su juego con mayor comodidad. Ya no había problemas para pasar entre los defensas, el medio campo participaba y había juego hacia las bandas. La presión del conjunto amarillo se había difuminado por completo.
Eléctricos estaban por sendas bandas Suso y Aleix Vidal. El joven internacional español no ha defraudado en su estreno liguero, con mucho regate y visión de juego ha demostrado que su paso por el Almería no va a pasar desapercibido. Aleix Vidal continúa en su línea de final de temporada de la campaña pasada, su velocidad desbordabaa la defensa villarrealense.
Al minuto 39 Rodri abría el marcador para los rojiblancos. Tras un pase en profundidad hacia Rafita y el pase al área del propio lateral, el canterano culé la tocaba suavemente para cambiarla al palo contrario.

Los cambios dan flote al submarino

Al comienzo de la segunda mitad se produjeron los cambios de los amarillos. Marcelino esperó muy poco para dar entrada a Trigueros, Aquino y Jonathan Pereira. Estos cambios consiguieron darle al Villarreal la chispa que necesitaba. Al minuto 65 Jonathan Pereira se metía en el área por la banda derecha y daba un pase raso en el que se interponía Dubarbier que despejando el balón confundió a Esteban logrando el primer tanto de los valencianos.
El gol no hizo que el Almería se achicara, continuó con su juego eléctrico por las bandas del primer tiempo, sabiendo distribuir desde el centro del campo. Las subidas de los dos laterales crearon mucho peligro a la zaga visitante. En el 73 Rodri conseguía su segundo gol de la noche, tras un gran centro de Suso controlaba y fusilaba con la zurda. Se podía pensar que era fuera de juego pero lo rompía Jaume Costa. Lo que sí fue por parte del delantero del Almería, fue una mano que Undiano no detectó en directo.

Tres minutos de locura

(Fuente: udalmeriasad.com)
En tres minutos el Villarreal remontó el encuentro. Tras una combinación bastante larga de los amarillos alrededor del área rojiblanca, Aquino se internaba por banda izquierda, la ponía dentro del área y Giovani Dos Santos lograba el empate a dos en el 83. Tres minutos más tarde, Trigueros comienza una gran contra que culmina Jonathan Pereira.
Con este resultado el Almería intentaba llegar con más corazón que cabeza pese a que hilvanó una buena jugada ya en el descuento con el subamarino metido su área que casi remata Óscar Díaz.

Kiu sale en el 84

El sur coreano Kiu salió al final del partido cuando todavía campaba en el marcador el empate a dos. El joven canterano sacó una falta a favor en la banda derecha y cada vez que controlaba el balón se notaba su desparpajo y las ganas de querer hacerlo bien que tiene todo joven jugador cuando se le da una oportunidad.

Un comentario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: